27.03.2020 - Siroco Lounge

  • [Lounge] Los Niños Terribles

FleboCollect - Construcción de trampas de flebotomos DIY

  • La leishmaniosis es una enfermedad que afecta principalmente a los perros, de hecho en la Comunidad de Madrid existe un alto porcentaje de caninos infectados. Además, desde el segundo semestre del año 2009 se han disparado todas las alertas debido al inicio de un brote de leishmaniosis humana en la zona suroeste de la Comunidad de Madrid (principalmente en municipios de Fuenlabrada, Leganés, Getafe y Humanes de Madrid). Este brote, a pesar de haber...

Un cuento del viento

  • Edad recomendada: a partir de 4 años.. Ciclo San Isidro Pablo Tontonarra Delviento es un hombre muy peculiar que desde hace mucho tiempo viaja por el mundo. Allá adonde le lleva el viento allí habla sobre él. Narra un cuento sobre dos niňos de un molino de viento. Mientras soplaba el viento la vida en el molino era muy agradable, sin embargo, un día el viento paró. Pasaron los días y no había manera de poner el molino en marcha, ya...

29.02.2020 - Siroco Lounge

  • [Lounge] Los Niños Terribles + David The Beat

Educación financiera con niños

  • Educación financiera con niños. Para papás y mamás con sus hijos de 7 a 13 años. Los objetivos del taller son que los padres aprendan a gestionar su dinero, que descubran dónde y cómo gastan e introducir la economía de casa desde el juego.. Sala infantil.. Ana Belén Sandoval. Entrada libre hasta completar aforo. Número máximo de participantes: 30 Hora de inicio: 18 horas. Hora de fin: 20 horas.

Chritian Boltanski: Faire son temps

  • El artista francés Christian Boltanski es un viejo conocido del público español. En 1988 expuso en el Centro de Arte Reina Sofía la muestra El Caso, una curiosa e inquietante exposición pensada por el propio Boltanski para el Museo que seguía la estela de la exposición Detective (1972). El artista buscó en el semanario de sucesos y crímenes El Caso (1952-1997) y en el origen del edificio del Reina Sofía como hospital, un mundo que hiciera vibrar al espectador entre retratos de asesinos y victimas que aparecieron en las páginas del periódico junto con sabanas apiladas que recuerdan a esa idea hospitalaria.

    Autor colaborador: Maira Herrero, 
    Master en Filosofía.

    Maira

     

     

     

     

    Boltanski  

    Christian Boltanski. Foto: Maira Herrero

     

    El artista francés Christian Boltanski es un viejo conocido del público español. En 1988 expuso en el Centro de Arte Reina Sofía la muestra El Caso, una curiosa e inquietante exposición pensada por el propio Boltanski para el Museo que seguía la estela de la exposición Detective (1972). El artista buscó en el semanario de sucesos y crímenes El Caso (1952-1997) y en el origen del edificio del Reina Sofía como hospital, un mundo que hiciera vibrar al espectador entre retratos de asesinos y victimas que aparecieron en las páginas del periódico junto con sabanas apiladas que recuerdan a esa idea hospitalaria. Creó un mundo simbólico y metafórico de su particular comprensión de la existencia donde se difumina la subjetividad entre imágenes borradas y anónimas y el horror o la maldad que se pueden esconder.

     

    Boltanski 1 

    Christian Boltanski. Foto: Maira Herrero

     

    Aquella exposición y otras muchas, anteriores y posteriores convirtieron a Boltanski en un artista de referencia y ahora, treinta y cinco años después de su primera retrospectiva en el Museé National d’Art Moderne, el Centre Pompidou le rinde homenaje con una gran exposición sobre los temas que le han acompañado desde su debut en 1967, la memoria colectiva, el paso del tiempo, la perdida, el olvido, el azar y sobre todo la condición humana.

    Boltanski proyecta en su trabajo una nueva luz sobre todo lo sabido, convierte el hecho histórico del holocausto en una nueva interpretación encajándolo dentro de esa búsqueda por interrogar desde los sentimientos sobre la existencia, a una existencia que no responde.

     

    Boltanski 2

    Christian Boltanski. Foto: Maira Herrero

     

    Nos recuerda lo efímero de la vida frente a lo definitivo de la muerte. Lo hace a través de fotografías, videos, cajas de hojalata apiladas o incrustadas en las paredes a modo de nichos que parecen contenedores de cenizas, algunas de ellas con pequeños retratos, en su mayoría de niños. Pero también con vitrinas, con recortes de periódicos, notas, imágenes familiares, monolitos negros como estelas funerarias, cortinas que cierran pequeños espacios, ropas negras formando una montaña tétrica de muerte. Todo en un recorrido laberintico que no deja de interrogar. Espíritus perdidos en un bosque de almas.

    Luces mortecinas, sonido inquietante que en momentos se hacen humanos y que interpelan al silencio del espectador ante tanta desolación. La puesta en escena corrobora y enriquece la intención del artista en cada uno de los objetos expuestos, convertidos todos ellos en vehículos de comunicación.

     

    Boltanski 5

    Christian Boltanski. Foto: Maira Herrero

     

    Ninguna cosa nos responde, pero ese silencio, la voz de ese silencio, se oye, y espanta como “el silencio de los espacios infinitos” del que habla Pascal. Emmanuel Lévinas.

    Boltanski dijo una vez que sus exposiciones proporcionan experiencias, buscan emocionar y dejan que el visitante haga su propia lectura. Nada más cierto.

     

    Chritian Boltanski: Faire son temps
    Centre Pompidue
    16 mar 2020

     

     

    - Chritian Boltanski: Faire son temps -                        - Alejandra de Argos -

Christian Boltanski: Faire son temps

  • El artista francés Christian Boltanski es un viejo conocido del público español. En 1988 expuso en el Centro de Arte Reina Sofía la muestra El Caso, una curiosa e inquietante exposición pensada por el propio Boltanski para el Museo que seguía la estela de la exposición Detective (1972). El artista buscó en el semanario de sucesos y crímenes El Caso (1952-1997) y en el origen del edificio del Reina Sofía como hospital, un mundo que hiciera vibrar al espectador entre retratos de asesinos y victimas que aparecieron en las páginas del periódico junto con sabanas apiladas que recuerdan a esa idea hospitalaria.

    Autor colaborador: Maira Herrero, 
    Master en Filosofía.

    Maira

     

     

     

     

    Boltanski  

    Christian Boltanski. Foto: Maira Herrero

     

    El artista francés Christian Boltanski es un viejo conocido del público español. En 1988 expuso en el Centro de Arte Reina Sofía la muestra El Caso, una curiosa e inquietante exposición pensada por el propio Boltanski para el Museo que seguía la estela de la exposición Detective (1972). El artista buscó en el semanario de sucesos y crímenes El Caso (1952-1997) y en el origen del edificio del Reina Sofía como hospital, un mundo que hiciera vibrar al espectador entre retratos de asesinos y victimas que aparecieron en las páginas del periódico junto con sabanas apiladas que recuerdan a esa idea hospitalaria. Creó un mundo simbólico y metafórico de su particular comprensión de la existencia donde se difumina la subjetividad entre imágenes borradas y anónimas y el horror o la maldad que se pueden esconder.

     

    Boltanski 1 

    Christian Boltanski. Foto: Maira Herrero

     

    Aquella exposición y otras muchas, anteriores y posteriores convirtieron a Boltanski en un artista de referencia y ahora, treinta y cinco años después de su primera retrospectiva en el Museé National d’Art Moderne, el Centre Pompidou le rinde homenaje con una gran exposición sobre los temas que le han acompañado desde su debut en 1967, la memoria colectiva, el paso del tiempo, la perdida, el olvido, el azar y sobre todo la condición humana.

    Boltanski proyecta en su trabajo una nueva luz sobre todo lo sabido, convierte el hecho histórico del holocausto en una nueva interpretación encajándolo dentro de esa búsqueda por interrogar desde los sentimientos sobre la existencia, a una existencia que no responde.

     

    Boltanski 2

    Christian Boltanski. Foto: Maira Herrero

     

    Nos recuerda lo efímero de la vida frente a lo definitivo de la muerte. Lo hace a través de fotografías, videos, cajas de hojalata apiladas o incrustadas en las paredes a modo de nichos que parecen contenedores de cenizas, algunas de ellas con pequeños retratos, en su mayoría de niños. Pero también con vitrinas, con recortes de periódicos, notas, imágenes familiares, monolitos negros como estelas funerarias, cortinas que cierran pequeños espacios, ropas negras formando una montaña tétrica de muerte. Todo en un recorrido laberintico que no deja de interrogar. Espíritus perdidos en un bosque de almas.

    Luces mortecinas, sonido inquietante que en momentos se hacen humanos y que interpelan al silencio del espectador ante tanta desolación. La puesta en escena corrobora y enriquece la intención del artista en cada uno de los objetos expuestos, convertidos todos ellos en vehículos de comunicación.

     

    Boltanski 5

    Christian Boltanski. Foto: Maira Herrero

     

    Ninguna cosa nos responde, pero ese silencio, la voz de ese silencio, se oye, y espanta como “el silencio de los espacios infinitos” del que habla Pascal. Emmanuel Lévinas.

    Boltanski dijo una vez que sus exposiciones proporcionan experiencias, buscan emocionar y dejan que el visitante haga su propia lectura. Nada más cierto.

     

    Christian Boltanski: Faire son temps
    Centre Pompidue
    16 mar 2020

     

     

    - Christian Boltanski: Faire son temps -                        - Alejandra de Argos -

Chritian Boltanski: Faire son temps

  • El artista francés Christian Boltanski es un viejo conocido del público español. En 1988 expuso en el Centro de Arte Reina Sofía la muestra El Caso, una curiosa e inquietante exposición pensada por el propio Boltanski para el Museo que seguía la estela de la exposición Detective (1972). El artista buscó en el semanario de sucesos y crímenes El Caso (1952-1997) y en el origen del edificio del Reina Sofía como hospital, un mundo que hiciera vibrar al espectador entre retratos de asesinos y victimas que aparecieron en las páginas del periódico junto con sabanas apiladas que recuerdan a esa idea hospitalaria.

    Autor colaborador: Maira Herrero, 
    Master en Filosofía.

    Maira

     

     

     

     

    Boltanski  

    Christian Boltanski. Foto: Maira Herrero

     

    El artista francés Christian Boltanski es un viejo conocido del público español. En 1988 expuso en el Centro de Arte Reina Sofía la muestra El Caso, una curiosa e inquietante exposición pensada por el propio Boltanski para el Museo que seguía la estela de la exposición Detective (1972). El artista buscó en el semanario de sucesos y crímenes El Caso (1952-1997) y en el origen del edificio del Reina Sofía como hospital, un mundo que hiciera vibrar al espectador entre retratos de asesinos y victimas que aparecieron en las páginas del periódico junto con sabanas apiladas que recuerdan a esa idea hospitalaria. Creó un mundo simbólico y metafórico de su particular comprensión de la existencia donde se difumina la subjetividad entre imágenes borradas y anónimas y el horror o la maldad que se pueden esconder.

     

    Boltanski 1 

    Christian Boltanski. Foto: Maira Herrero

     

    Aquella exposición y otras muchas, anteriores y posteriores convirtieron a Boltanski en un artista de referencia y ahora, treinta y cinco años después de su primera retrospectiva en el Museé National d’Art Moderne, el Centre Pompidou le rinde homenaje con una gran exposición sobre los temas que le han acompañado desde su debut en 1967, la memoria colectiva, el paso del tiempo, la perdida, el olvido, el azar y sobre todo la condición humana.

    Boltanski proyecta en su trabajo una nueva luz sobre todo lo sabido, convierte el hecho histórico del holocausto en una nueva interpretación encajándolo dentro de esa búsqueda por interrogar desde los sentimientos sobre la existencia, a una existencia que no responde.

     

    Boltanski 2

    Christian Boltanski. Foto: Maira Herrero

     

    Nos recuerda lo efímero de la vida frente a lo definitivo de la muerte. Lo hace a través de fotografías, videos, cajas de hojalata apiladas o incrustadas en las paredes a modo de nichos que parecen contenedores de cenizas, algunas de ellas con pequeños retratos, en su mayoría de niños. Pero también con vitrinas, con recortes de periódicos, notas, imágenes familiares, monolitos negros como estelas funerarias, cortinas que cierran pequeños espacios, ropas negras formando una montaña tétrica de muerte. Todo en un recorrido laberintico que no deja de interrogar. Espíritus perdidos en un bosque de almas.

    Luces mortecinas, sonido inquietante que en momentos se hacen humanos y que interpelan al silencio del espectador ante tanta desolación. La puesta en escena corrobora y enriquece la intención del artista en cada uno de los objetos expuestos, convertidos todos ellos en vehículos de comunicación.

     

    Boltanski 5

    Christian Boltanski. Foto: Maira Herrero

     

    Ninguna cosa nos responde, pero ese silencio, la voz de ese silencio, se oye, y espanta como “el silencio de los espacios infinitos” del que habla Pascal. Emmanuel Lévinas.

    Boltanski dijo una vez que sus exposiciones proporcionan experiencias, buscan emocionar y dejan que el visitante haga su propia lectura. Nada más cierto.

     

    Chritian Boltanski: Faire son temps
    Centre Pompidue
    16 mar 2020

     

     

    - Chritian Boltanski: Faire son temps -                        - Alejandra de Argos -

20.12.2019 - Siroco Lounge

  • [Lounge] Los Niños Terribles

23.11.2019 - Siroco

  • [Club] Gigi FM (Francia) + Followback + Wi-Fiji + YYIOY + J.P
    [Lounge] Los Niños Terribles

La radio de los niños y las niñas de La Ciudad Sin Nombre

  • La radio de los niños y las niñas de La Ciudad Sin Nombre. La Radio de las niñas y los niños de La Ciudad Sin Nombre, del creador Arturo Babel, ha sido el proyecto seleccionado en la convocatoria de Levadura 2019-2020 en CentroCentro La Radio de las niñas y los niños de La Ciudad Sin Nombre es un proyecto que pretende demostrar que la comunicación y la expresión tanto oral como artística son parte de nuestro aprendizaje y...

Actividad: Visitas taller para familias en el primer trimestre de 2017

  • Las familias con niños de 3 a 12 años que quieran disfrutar del Museo de una forma diferente pueden hacer ya su reserva para las visitas taller de fin de semana que tendrán lugar de enero a marzo de 2017. Blanco sobre blanco, La imaginación del artista o (El título es mío) son algunos de los siete recorridos propuestos para los niños de 6 a 12 años; los más pequeños, entre 3 y 5 años, podrán explorar el Museo con los talleres Inspector Thyssen y Hechizo azul. Una forma lúdica y entretenida de acercarse al arte en familia. Más información Reservas para Amigos del Museo Reservas para público general

Actividad: Navidad en el Museo

  • div#colCentralContenidosInt div.informacionExposicion p a:link,div#colCentralContenidosInt div.informacionExposicion p a:visited{ color: #938E71; border-bottom: medium none; display: inline; padding: 0px; background:none; } Durante el periodo navideño y principios de año, además de las exposiciones Renoir: intimidad (hasta el 22 de enero) y Bulgari y Roma (hasta el 26 de febrero), se puede visitar en el balcón mirador y con acceso libre la muestra dedicada a las ilustraciones que Francisco Bores realizó para el poema “El cuervo” de Edgar Allan Poe (hasta el 5 de febrero). Las exposiciones están abiertas en su horario habitual de martes a domingo de 10 a 19h. y los sábados hasta las 21h., excepto los días 24 y 31 de diciembre que el Museo abre hasta las 15h. y los días 25 de diciembre y 1 de enero que permanece cerrado. Además, hasta el 15 de enero, se ha instalado en el hall un belén napolitano del siglo XVIII en el que destacan por su dinamismo y fuerza, las figuras de los ángeles, junto a las que forman el Misterio -la Virgen, el Niño y San José-, los Reyes Magos y la rica escenografía que ilustra la vida cotidiana de la época: vendedores ambulantes, músicos, viajeros, paseantes, compradores, taberneros y un amplio catálogo de oficios que arropan con su vivacidad y expresividad el Nacimiento de Cristo. En cuanto a las actividades, la visita taller de Navidad Fuga en rojo , dirigida a familias con niños de entre 7 y 12 años, propone descubrir las conexiones entre la música y la pintura en los cuadros de la colección, para después poner en práctica las habilidades plásticas y auditivas de los participantes en el taller. Por último, recordar que también mantienen su horario habitual de apertura tanto la Cafetería-Restaurante , como la Tienda-Librería , con su gran variedad de artículos inspirados en las exposiciones o en las obras de la colección y con originales ideas para regalar en estas fechas. Y otra buena idea para regalar estas Navidades es la Tarjeta Amiga del Museo.

Actividad: Nuevas Visitas Taller para Familias

  • Con el inicio del curso escolar, vuelve una vez más el programa de Visitas Taller para Familias, un conjunto de recorridos diseñados y organizados por EducaThyssen con el objetivo de acercar a las familias con niños al mundo del arte. Para los más pequeños, entre 3 y 6 años, continúa Inspector Thyssen y se estrena una nueva actividad llamada “Hechizo Azul”, en la que se experimenta con ideas y emociones asociadas al color. Para chicos y chicas entre 7 y 12 años, la oferta se amplía a un total de siete itinerarios distintos, con la incorporación de “Blanco sobre Blanco”, que gira en torno a la importancia del color, y “(El título es mío)”, en la que se explora la relación entre la creación plástica y la literaria. Las visitas se realizar los fines de semana en diferentes horarios de mañana y tarde, según el itinerario. El plazo de inscripción para el último trimestre del año se abre el 1 de septiembre. Reservas para Amigos del Museo Reservas para público general Más información

Actividad: Navidades en familia: Fuga en rojo

  • Estas Navidades, EducaThyssen propone a las familias con niños de entre 7 y 12 años descubrir las conexiones que existen entre la música y la pintura en la actividad Fuga en rojo. Tras una visita por las salas en la que se interpretan las obras a partir de conceptos como ritmo, composición, armonía, tono o volumen, los participantes pondrán en práctica sus habilidades plásticas y auditivas en el taller. La actividad se celebra del 23 de diciembre al 8 de enero (excepto los días 24, 25 y 31 de diciembre, 1 y 6 de enero), de martes a domingo, a las 11 y a las 16 horas. La reserva de plazas se abre el 23 de noviembre para los Amigos del Museo y un día después, el 24, para el público general. Más información Reservas público general Reservas Amigos del Museo